Diclib.com
Diccionario en línea


Qué (quién) es alegoría - definición


Alegoría      

Del griego allegorein, «hablar figuradamente», recurso estilístico muy usado en la Edad Media y el Barroco que consiste en representar en forma humana o como objeto una idea abstracta. Por ej., una mujer ciega con una balanza es alegoría de la justicia, y un esqueleto provisto de guadaña es alegoría de la muerte.

alegoría         
sust. fem.
1) Ficción en virtud de la cual una cosa representa o significa otra diferente.
2) Obra o composición literaria o artística de sentido alegórico.
3) Escultura. Pintura. Representación simbólica de ideas abstractas por medio de figuras, grupos de estas o atributos.
4) Retórica. Figura que consiste en hacer patentes en el discurso, por medio de varias metáforas consecutivas, un sentido recto y otro figurado, ambos completos, a fin de dar a entender una cosa expresando otra diferente.
alegoría         
alegoría (del lat. "allegoria", del gr. "allegoría")
1 f. Representación de una cosa o de una idea abstracta por medio de un objeto que tiene con ella cierta relación real, convencional o creada por la imaginación: "El caduceo de Mercurio es una alegoría del comercio. La alegoría de Europa por Guido Reni". Símbolo. Marmosete.
2 Liter. Obra literaria o artística, o parte de ellas, desarrollada en forma de alegoría. Apólogo, danza de la muerte, fábula, parábola.
Alegoría         
La alegoría, del griego ἀλληγορία (allegoría) «figuradamente», es una figura literaria o tema artístico, que busca representar una idea valiéndose de formas humanas, de animales u objetos cotidianos.
Melita (alegoría)         
Melita es la personificación nacional de Malta o del pueblo maltés. El nombre proviene desde tiempos del Imperio Romano, cuando hubo una ciudad de la isla que se llamaba Melite, (Μελίτη, Melite en la Antigua Grecia).
Cuatro alegorías         
Las Cuatro alegorías son una serie de cuatro tablillas pintadas al óleo de 32 x 22 cm cada una de Giovanni Bellini, de hacia 1490 y conservadas en las Galerías de la Academia de Venecia. Representan la Prudencia, la Fortuna, la Perseverancia y la Mentira.
Alegoría del carro alado         
La alegoría del carro alado es utilizada por Platón, en su diálogo Fedro (sección 246a-254e), para explicar su visión del alma humana y el afán humano por el conocimiento del ser y la verdad. En el diálogo, Platón usa al personaje de Sócrates en una discusión sobre el mérito del amor como "locura divina".
Alegoría de Britania         
Britania o Britannia (en latín) fue el término griego y romano para referirse a la región de Gran Bretaña que estaba habitado por los britanos y es el nombre dado para la personificación nacional del Reino Unido. Es un término todavía usado para referirse a la isla en la actualidad.
Alegoría de la caverna         
La alegoría de la caverna, también conocida como el mito de la caverna —aunque en realidad solamente es una alegoría de intenciones pedagógico-filosóficas, no un mito pues no aparece reflejado como tal en los escritos de Platón ni en ninguna otra obra antigua (ni siquiera entre los mitógrafos)—, se considera la alegoría más célebre de la historia de la filosofíaCfr. Caverna de Platón.

Wikipedia

Alegoría

La alegoría, del griego ἀλληγορία (allegoría) «figuradamente», es una figura literaria o tema artístico, que busca representar una idea valiéndose de formas humanas, de animales u objetos cotidianos.

La alegoría pretende dar una imagen a lo que no tiene imagen, para que pueda ser mejor entendido por la generalidad. Dibujar lo abstracto, hacer «visible» lo que solo es conceptual, obedece a una intención didáctica. Así, una mujer ciega con una balanza es alegoría de la justicia, y un esqueleto que porta una guadaña es alegoría de la muerte. El creador de alegorías suele esforzarse en explicarlas para que todos puedan comprenderlas. Por su carácter evocador, se empleó profusamente como recurso en temas religiosos y profanos. Fue utilizada desde la Antigüedad, en la época del Egipto faraónico, la Antigua Grecia, Roma, la Edad Media y el Barroco, aunque el uso del término "alegoría" en gramática y retórica comienza en el siglo I a. C. con Cicerón y Quintiliano como principales sistematizadores.[1]

Una alegoría puede entenderse como una temática artística o una figura literaria utilizada para simbolizar una idea abstracta a partir de recursos que permitan representarla, ya sea apelando a individuos, animales u objetos. Por citar un ejemplo: la imagen de una calavera con dos huesos cruzados constituye una alegoría de la piratería.

También se denomina alegoría a un procedimiento retórico de más amplio alcance, en tanto que por él se crea un sistema extenso y subdividido de imágenes metafóricas que representa un pensamiento más complejo o una experiencia humana real, y en ese sentido puede constituir obras enteras, como el Roman de la Rose de Jean de Meung; la alegoría se transforma entonces en un instrumento cognoscitivo y se asocia al razonamiento por analogías o analógico.

Tzvetan Todorov dice que una alegoría implica la existencia de, por lo menos, dos sentidos para las mismas palabras; se nos dice a veces que el sentido primero debe desaparecer, y otras que ambos deben estar juntos. En segundo lugar, este doble sentido está indicado en la obra explícitamente y no depende de la interpretación. La imposibilidad de atribuir un sentido alegórico a los elementos sobrenaturales del cuento, nos remite al sentido literal.

Los escritores y oradores suelen utilizar alegorías para transmitir significados (semi)ocultos o complejos a través de figuras, acciones, imágenes o acontecimientos simbólicos, que en conjunto crean el significado moral, espiritual o político que el autor desea transmitir.[2]​ Muchas alegorías utilizan la personificación de conceptos abstractos.

Ejemplos de uso de alegoría
1. Las otras dos obras robadas ayer son Alegoría del agua y Alegoría de la tierra, de Jan Bruegel.
2. Pero tal vez esa alegoría tenga una pizca de verdad.
3. En medio, una escultura como alegoría de la madre Rusia.
4. La ciudad vive una alegoría de horror e inseguridad.
5. Recrea la Alegoría del Toisón de Oro, una visión apoteósica de la historia de la monarquía española.